crónicas…

desde Homs (Siria)

Mónica G. Prieto tras su estancia clandestina en Homs publica sus crónicas en Periodismo Humano

.

Con una kefiyeh (pañuelo ajedrezado) enrollada en la frente para que el sudor no entorpezca su trabajo, Abu Berri se afana en el tratamiento de una herida limpia de bala. Introduce un catéter con suero para limpiar la lesión mientras los alaridos de la mujer resuenan en la precaria habitación que hace las veces de sala de operaciones, célula de estabilización e incluso morgue del hospital de campaña de Baba Amr, un barrio de Homs que, como toda la ciudad siria, lleva desde hace meses siendo sometida al cerco militar y a los disparos indiscriminados de los francotiradores como los que arrancan desgarrados gritos en la paciente.

Anuncios

Una respuesta to “crónicas…”

  1. cronopiusa Says:

    jueves 29 de diciembre de 2011
    Feliz Mártir Nuevo

    Texto original: Kebreet

    Autor: Delair Youssef

    Fecha: 28/12/2011

    Khaled Arifa: “Mártir tras mártir”

    Una observación para los que se mantienen silenciosos:

    Cada día en Siria se celebra una nueva fiesta, una fiesta por la libertad y por los mártires, y no una fiesta por los esclavos. Decenas de héroes nos dejan con sus cuerpos cada día y en las pantallas de televisión sólo vemos números. No somos números, somos un proyecto de vida. Lo hemos repetido hasta la saciedad y lo seguiremos repitiendo: No somos números. Nuestros muertos viven, han muerto para que viva en nosotros la patria, y no por amor a la muerte.

    Si vuelves atrás en la historia, verás que cada revolución tiene su símbolo, su mártir; y si sigues los acontecimientos en Siria, verás que cada mártir tiene su revolución, porque en siria hay revoluciones y no una única revolución. ¿A cuántos símbolos y a cuántos faros han dado lugar nuestrso mártires? Desde Hamza al-Jatib hasta Hallah al-Munyid, pasando por Al-Qashush, Hadi al-Yundi Ghiath Matar, Ibrahim Uthman y cinco mil víctimas más, todos ellos son llamas que iluminan nuestras noches oscuras.

    ¿Cómo puedes, al ver las noticias, contarlos? ¿Cuentas sus cuerpos? ¿Son meros números? ¿Cómo puedes verlos a ellos tus hermanos morir? ¿Por qué no participas con tu sangre en el riego de esta tierra? ¿Es que por tus venas y sus venas no corre la misma sangre? ¿Tienes miedo? ¿De qué? ¿De quién? Esos mártires, ¿acaso no tenían madres y hermanas que los lloraran? ¿No tenían esposas ni hijos a los que hacer confidencias cada noche? ¿Te crees mejor que ellos? ¿No somos todos hijos de Adán y Adán del barro?

    Despierta, hermano, y abre los ojos. El sol ha sido robado y la oscuridad ha desaparecido. Lo que ves no es más que la niebla que pronto se disipará. No pierdas la oportunidad y ven, hijo de tu futuro, conmigo. Pon tu mano sobre mi mano y no seas cómplice de mi asesinato.

    Soy tu hermano, ¿no lo recuerdas? ¿No recuerdas ya las veladas con la víctima y los vasos de té que os bebisteis juntos? ¿Cómo puedes olvidar a tus hermanos?

    Te lo ruego. Levántate y no me mates.

    domingo 11 de diciembre de 2011
    Asesinado a tiros el “médico de la revolución siria”, cuando intentaba escapar del país
    Texto original: Alarabiya.net
    Fecha: 11/12/2011

    Según fuentes sirias, Ibrahim Othman, uno de los principales médicos encargados de proporcionar recursos sanitarios a los hospitales de campaña, fundador de la Coordinadora de Médicos de Damasco, habría sido asesinado el sábado [10/12/2011] por disparos de las fuerzas de seguridad en la frontera sirio-turca.

    Los Comités de Coordinación Local han señalado que los servicios secretos dispararon a Ibrahim cuando intentaba huir del país, tras haber sido perseguido por la seguridad siria a causa de sus declaraciones en los medios y su labor de coordinador entre los médicos que atienden a los manifestantes heridos en hospitales de campaña.

    Ibrahim, al que los Comités de Coordinación Local han denominado “el médico de la revolución”, encontró la muerte en Khirbet el-Joz, un pueblo fronterizo con Turquía a través del cual intentaba huir del país.

    Según detallaba la página de Facebook The Syrian Revolution 2011, el doctor Ibrahim Othman, al que consideran “héroe y símbolo de la revolución”, participó en la creación de muchos hospitales de campaña en Damasco y provincia, e incluso llegó a abandonar sus cursos en el Departamento de Cirugía Ortopédica de la Universidad de Damasco para dedicarse plenamente a atender a los heridos. Después, arrestaron a varios de sus compañeros e Ibrahim se vio obligado a huir al ser buscado por la seguridad siria.

    Meses atrás, en declaraciones ofrecidas a Alarabiya.net, el doctor Ibrahim, oriundo de Hama, había hablado sobre los actos criminales de las fuerzas de seguridad contra los heridos de las manifestaciones.

    Bajo el seudónimo de Khaled al-Hakim, por el riesgo que corría en aquel momento, Ibrahim Othman declaró a Alarabiya.net que las fuerzas de seguridad sirias no se bastan con disparar a los manifestantes, sino que después les siguen hasta los hospitales y una vez allí o bien les agreden o bien les matan, hecho que empujó a una parte del personal médico de Siria a atender voluntariamente a los heridos y levantar hospitales de campaña.

    Añadía Ibrahim que varios médicos y enfermeros voluntarios empezaron a equipar quirófanos improvisados en diversas ciudades, si bien las operaciones urgentes carecían del material necesario, el cual era imposible de conseguir, así como los útiles necesarios para atender a los heridos.

    Asimismo, aseguraba que siempre que enviaban a un herido al hospital público del barrio, terminaba siendo arrestado o asesinado por las fuerzas de seguridad, por lo que se vieron obligados a atender clandestinamente a los heridos en hospitales privados o a levantar hospitales de campaña a escondidas de la seguridad y las autoridades sirias.

    El doctor explicaba que en un primer momento reunían ellos mismos el material sanitario que podían encontrar en las casas y las clínicas privadas, con el cual atendían a los heridos por los disparos de las fuerzas de seguridad.

    Según Ibrahim, portavoz de la Coordinadora de Médicos de Damasco, cada viernes se organizaban ellos mismos en los barrios periféricos críticos, sabiendo que los manifestantes heridos no se arriesgaban a presentarse en los hospitales públicos por temor a ser víctimas de maltratos, torturas o asesinato.
    Publicado por http://traduccionsiria.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: