Archivos para noviembre, 2011

Posted in Afeitado, Cómo has podido caer tan bajo, Dignidad, Toma la calle on 29 noviembre 2011 by txomingoitibera

hoja de ruta para la izquierda

La pelea entre Chacón y Rubalcaba puede entretener al PSOE, aunque ¿representan en verdad algo diferente? Dos ministros del mismo Gobierno que prometió una cosa e hizo otra. Nuestra democracia está madura para enfrentar una pregunta: ¿a qué espera la izquierda del PSOE para avanzar en la creación de una nueva formación emancipadora?

Juan Carlos Monedero

Profesor de Ciencia Política de la Universidad Complutense de Madrid

La actitud de la izquierda tras las elecciones recuerda el cuento del loco que, abierta la veda, fue al campo a disparar a los patos sin escopeta. Tras la sorpresa de ver que uno caía abatido, el demente balbuceó mientras lo sostenía en sus manos: “Pero si no tengo escopeta…”. El pato, abriendo un ojo, susurró: “Canalla, vaya susto que me has dado”.

Las elecciones son la escopeta ficticia en las manos de una democracia representativa incapaz de dar respuestas. La política de izquierdas ha asumido, innecesariamente, el papel del pato. La veda la abre y cierra Goldman Sachs, y el campo donde este desencuentro tiene lugar no es otro que la incompatibilidad entre la democracia y un modelo económico que sigue gritando “no puedes opinar” y “tenemos que hacer lo que tenemos que hacer”. La pregunta, por tanto, es pertinente: ¿por qué se hace la muerta la izquierda?

El PP ha tenido un muy modesto resultado: apenas 560.000 nuevos votos y por debajo de Zapatero en 2008. Que el PP no tiene programa confesable lo piensan no sólo siete de cada diez españoles que no le han votado, sino también “los mercados”. Nunca una mayoría absoluta ha dejado tan frío a un país. Los mercados, que saben que más ajuste es más recesión, se curan en salud. La derecha económica nunca ha dejado de ser marxista.

Seguir leyendo

broche de oro

Posted in Berlusconización, Cómo has podido caer tan bajo, Fenómenos paranormales, Golpe de Estado, La lancáster Burt Cagaste, Prietas las filas, Teleñecos, Zapatero on 25 noviembre 2011 by txomingoitibera
aquí donde me ven, he conseguido llegar de la nada a la más absoluta de las 
miserias

Y claro, quién más indicado para poner una tapa o una media suela a un botín que un zapatero… ça va de soi.

El Banco Santander ha expresado “su satisfacción” tras conocer la decisión, ha explicado la entidad en una escueta nota oficial.

.

Bravo, presidente, acabas de rendirle tu último (*) y gran servicio a la patria.

.

Es natural que mucha gente no sepa o no recuerde quien es Sáenz, ni por qué estaba condenado, y consiguientemente, no sepa o no entienda por qué se le indulta. Será difícil evitar las cábalas sobre lo segundo. Pero podemos informar de lo primero, a partir del texto de las sentencias judiciales que, como es sabido y mandala Constitución, son públicas. Veamos quien es Sáenz, quien es el juez Estevill, y que es un indulto.

La Lamentable

Citado por Ignacio Escolar

.

(*) Último... por ahora, que todavía puede pasar cualquier cosa
.
.

por fin una persona seria

Posted in Afeitado, Fenómenos paranormales, La lancáster Burt Cagaste, Pepeísmos, Teleñecos, Txitxarrua eta berdela on 23 noviembre 2011 by txomingoitibera

y responsable que sin más dilación se ha puesto a trabajar por España desde el primer momento.

.

.

Como una losa

Posted in Grecia, La lancáster Burt Cagaste, Música, Pepeísmos on 21 noviembre 2011 by txomingoitibera

Por gentileza de la condesa Pánfila de Castis, esta canción que nos habla de posesiones eternas más allá de lo imaginable. ¿Será el destino?

Υπάρχω
κι όσο υπάρχεις θα υπάρχω,
σκλάβα τη ζωή σου θά’ χω
κι ας βαδίζουμε σε δρόμους χωριστούς.

Υπάρχω
μέσ’ στα μάτια σου που κλαίνε,
μέσ’ στα χείλη σου που καίνε
και θα υπάρχω στα τραγούδια που θ’ ακούς.

Είμαι της ζωής σου ο ένας,
δε με σβήνει κανένας
κι αν με άλλους μιλάς
κι ώρες-ώρες γελάς
κατά βάθος πονάς,
γιατί σκέφτεσ’ εμένα.

Είμαι και αρχή και φινάλε
και στη σκέψη σου βάλε
πως αν κάνεις δεσμό
μέσ’ σε λίγο καιρό
θα χωρίσεις γιατί
θα υπάρχω εγώ.

Υπάρχω,
στη χαρά σου και στη λύπη
η μορφή μου δε θα σου λείπει
κι ούτε πρόκειται ποτέ να ξεχαστώ.

Υπάρχω
μέσ’ στην τύχη σου που βρίζεις,
στο μυαλό σου που ζαλίζεις
με τσιγάρο μ’ αναμνήσεις και πιοτό.

Είμαι της ζωής σου ο ένας,
δε με σβήνει κανένας
κι αν με άλλους μιλάς
κι ώρες-ώρες γελάς
κατά βάθος πονάς,γ
ιατί σκέφτεσ’ εμένα.

Είμαι και αρχή και φινάλε
και στη σκέψη σου βάλε
πως αν κάνεις δεσμό
μέσ’ σε λίγο καιρό
θα χωρίσεις γιατί
θα υπάρχω εγώ.

Existo
Mientras existas, extitiré
Tendré tu vida por esclava
También cuando andemos por caminos diferentes

Existo
En tus ojos que lloran
En tus labios que arden
Y en las canciones que escuches
Soy el único en tu vida
De la que nadie me podrá borrar
Incluso cuando hables con otros
Cuando rías
En el fondo sufrirás
Porque será en mí en quien pienses

Soy el inicio y el final
Y habrás de tener en cuenta
Que cuando te unas a alguien
En poco tiempo te separarás
Porque allí estaré yo

Existo
En tu alegría y en tu tristeza
No te faltará el recuerdo de mi rostro
Que nunca olvidarás

Existo
Dentro de tu suerte que maldices
Y tu mente que se aturde
Entre el humo, la copa y el recuerdo
Soy el único en tu vida
Nadie más fuera de mí
Y aunque rías
En el fondo estrás sufriendo
Porque será en mí en quien pienses

Soy el inicio y el final
Y habrás de tener en cuenta
Que cuando te unas a alguien
En poco tiempo te separarás
Porque allí estaré yo

Le grand botuliste

Posted in Espacio exterior, Fenómenos paranormales, Frikadas en general, Teleñecos, Txitxarrua eta berdela on 7 noviembre 2011 by txomingoitibera

Esta entrada me la ha inspirado directamente  esta otra publicada por Maruja Torres en su blog. Muchas gracias Maruja.

La fábula antiquísima atribuida a Esopo, nos alerta sobre los peligros de la vanidad.   Aquí la versión de La Fontaine.

Maître Corbeau, sur un arbre perché,
Tenait en son bec un fromage.
Maître Renard, par l’odeur alléché,
Lui tint à peu près ce langage :
“Hé ! bonjour, Monsieur du Corbeau.
Que vous êtes joli ! que vous me semblez beau !
Sans mentir, si votre ramage
Se rapporte à votre plumage,
Vous êtes le Phénix des hôtes de ces bois.”

      A ces mots le Corbeau ne se sent pas de joie ;
Et pour montrer sa belle voix,
Il ouvre un large bec, laisse tomber sa proie.
Le Renard s’en saisit, et dit : “Mon bon Monsieur,
Apprenez que tout flatteur
Vit aux dépens de celui qui l’écoute :
Cette leçon vaut bien un fromage, sans doute. “
Le Corbeau, honteux et confus,
Jura, mais un peu tard, qu’on ne l’y prendrait plus.

.

Y aquí la misma fábula en la versión de Samaniego.

En la rama de un árbol,  bien ufano y contento,
con un queso en el pico    estaba el señor Cuervo.
Del olor atraído     un zorro muy maestro,
le dijo estas palabras,    o poco más o menos:
«Tenga usted buenos días,    señor Cuervo, mi dueño;
vaya que estáis donoso,    mono, lindo en extremo;
yo no gasto lisonjas,    y digo lo que siento;
que si a tu bella traza    corresponde el gorjeo,
juro a la diosa Ceres,    siendo testigo el cielo,
que tú serás el fénix    de sus vastos imperios.»

Al oír un discurso    tan dulce y halagueño,
de vanidad llevado,    quiso cantar el Cuervo.
Abrió su negro pico,    dejó caer el queso;
el muy astuto Zorro,    después de haberlo preso,
le dijo: «Señor bobo,    pues sin otro alimento,
quedáis con alabanzas    tan hinchado y repleto,
digerid las lisonjas    mientras yo como el queso.»

En “De la guerra en filosofía” Bernard-Henri Lévy cita a Botul.  El texto retoma y amplía un texto que Levy pronunció ante los estudiantes de la prestigiosa Ecole Nationale Supérieure. Lévy reconoció recientemente en el sitio de internet de su revista “Le regle du jeu” que cito al ficticio Botul en su obra.  http://bloglibros.com/filosofo-frances-admite-haber-citado-a-un-autor-ficticio/

no se la halloween hombre

Posted in Fenómenos paranormales, Frikadas en general, La lancáster Burt Cagaste, Música on 1 noviembre 2011 by txomingoitibera

.

.

Aprovéchale con tiento,
porque el plazo va a expirar,
y las campanas doblando
por ti están, y están cavando
la fosa en que te han de echar.

.

.

.