seguimos con el tango y con los cuernos

La entrada anterior a “El tango ya estuvo allí” se anunciaba como un entreacto. En realidad seguimos (sigo yo más bien) en un entreacto. Estamos asistiendo a un golpe de Estado en toda regla. Entre la gripe de la que apenas me he repuesto y la tanda de derechazos que estamos recibiendo, aún no he conseguido poner en orden mis ideas. De ahí que desde hace un par de semanas esté colocando unas entradas tan apolíticas. Todo se andará pero, de momento sigo instalado en el entreacto.

Y dicho esto, sigamos hablando del tango y de los cuernos.

No hay mejor defensa que un buen ataque, debió pensar la Negra Bozán cuando le puso voz a este tango de Delfino y Romero

En realidad se trata de atacar al macho a base de desacreditar a su rival… y lo consigue. A ese pobre otario lo engrupió una bataclana.

Pero no todo van a ser lamentos. Explicando el significado de la palabra “piantado”, Julio Cortázar decía:

Los lectores al norte del paralelo 32 tomarán nota de que viene de “piantare”, en italiano mandarse mudar, acepción ilustrada por un rotundo tango donde también se oye el ruido de rotas cadenas: Pianté de la noria… ¡se fue mi mujer!

Ese rotundo tango es nada menos que de Enrique santos Discepolo quien, adoptando la óptica del protagonista, celebra su recién recuperada libertad. A partir de ahora podrá volver con los amigos y dar rienda suelta a sus pasiones edípicas.

Oigamos el canto de victoria en la voz de Gardel.

Pd/ Este enlace puede ser de utilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: