Η Ελλάδα στην καρδιά Grecia en el corazón.

.

.

Pedro Olalla, Atenas

Apenas cuatro frases –unos escasos fragmentos de Eurípides, Isócrates, Demóstenes y Polibio– nos dan a conocer una virtud –también escasa– que los antiguos atenienses reclamaban como necesaria para el sostenimiento de la democracia: laparrhesia. Mientras que la isegoria era un derecho –el derecho a la igualdad en el uso de la palabra–, la parrhesia era algo más: una virtud, la virtud de atreverse a usar la palabra para decir la verdad. Cuando la democracia se tambalea por falta de parrhesia en la misma ciudad en que nació, es momento de reflexionar sobre el sentido de estas antiguas voces.

http://lapasiongriega.blogspot.com/

.

.

No hay tregua. Grecia vive un año de luchas sociales que no ha hecho más que empezar. La primera huelga general se produjo en febrero de este año, la segunda en marzo, la tercera el pasado 5 de mayo y sacó a las calles de Atenas a más de 200.000 personas contra las medidas de ajuste. Un día después el Parlamento aprobó los planes impuestos desde la Unión Europea para reducir el déficit. En apenas cinco días los sindicatos han convocado la cuarta huelga general.

http://www.kaosenlared.info/noticia/nueva-huelga-general-grecia-contra-recortes-sociales


Acepto que, en una democracia, todos tenemos responsabilidad. Acepto que la reforma más necesaria es, en el fondo, la de la perversidad de cada uno. Pero no acepto que los pueblos del mundo tengan en nuestros días la suerte que merecen. No la tienen los pueblos de África, ni los de Asia, ni los de América, ni tampoco los de la civilizada Europa. No creo que sean los pueblos los “culpables” directos de su suerte. A no ser que lo sean del modo en que, en los crímenes, las víctimas también tienen a veces parte de “culpabilidad” en su trágica suerte.

Estos últimos días, en la calle Stadiou, frente a la sucursal bancaria donde ocurrió la tragedia, el “pueblo” pasa y deposita sus mensajes anónimos, sus oraciones, sus flores y sus velas, a la memoria de las víctimas que, a manos de unos energúmenos, murieron allí el día de la huelga general cuando se hallaban en su puesto de trabajo, quién sabe si por voluntad propia o ajena. Un gesto de “culpabilidad”.

http://lapasiongriega.blogspot.com/2010/05/si-pero-no.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: