Tα ματόκλαδα σου λάμπουν σαν τα λούλουδα του κάμπου

.

Τα ματόκλαδα σου λάμπουν σαν τα λούλουδα του κάμπου

Ta matóklada su lampoun san ta loúlouda tu kámpou

(Tus pestañas brillan como las flores del campo)

Como otras músicas intensas; el Flamenco, el Tango, el Fado, el Blues, el Raï… el Rebétiko también se oríginó en los bajos fondos y en los garitos de dudosa reputación. Desde los barrios arrabaleros de Esmirna y Constantinopla (En la época en la que empieza a surgir el Rebétiko aún era más conocida por Constantinopla que por Estambul) hasta los ambientes marginales de Salónica y Atenas-Pireo donde desmbarcaron los refugiados griegos tras el intercambio de poblaciones que siguió a la guerra greco-turca de los años 20.

Esta entrada me la ha inspirado otra de Isabel Castejón en Blefarostato en la que glosaba los quiebros dialécticos de Mariano Rajoy a propósito de la crisis griega. Isabel pegó al grandísimo Vasili Tsitsanis, una de las figuras señeras del Rebétiko.

He aquí otro de los grandes. Markos Vamvakaris:

.

.

El siguiente tema es el que da nombre a esta entrada. Guarda cierta relación con el blefarostato, si bien es verdad que dicho instrumento impide la famosa caída de ojos por las que Vamvakaris perdía el habla y el sentío. Τα ματόκλαδα σου λάμπουν.

.

.

Τα ματόκλαδα σου λάμπουν βρέ
σαν τα λούλουδα του κάμπου
σαν τα λούλουδα του κάμπου βρέ
τα ματόκλαδα σου λάμπουν

Τα ματόκλαδα σου γέρνεις βρέ
νου και λογισμό μου παίρνεις
νου και λογισμό μου παίρνεις βρέ
τα ματόκλαδα σου γέρνεις

Τα ματάκια σου αδελφούλα βρέ
μου ραγίζουν την καρδούλα
μου ραγίζουν την καρδούλα βρέ
τα ματάκια σου αδελφούλα

Τα ματάκια σου να βγούνε βρέ
σαν και μένα δεν θα βρούνε
σαν και μένα δεν θα βρούνε βρέ
τα ματάκια σου να βγούνε

Tus pestañas brillan
como las flores del campo
Como las flores del campo
tus pestañas brillan.

Con tu caída de pestañas
me robas el sentido y el habla
Me robas el sentido y el habla
con tu caída de pestañas.

Tus oitos, hermana,
me rajan el corazón.
Me rajan el corazón
tus ojitos, hermana.

Aunque se te gasten los ojos
no encontrarán otro como yo
No encontrarás otro como yo
aunque se te gasten los ojos

Anuncios

4 comentarios to “Tα ματόκλαδα σου λάμπουν σαν τα λούλουδα του κάμπου”

  1. Misionaria Protectiva Says:

    Preciosos temas, Txomin. Qué intensos.

  2. Cuántos recuerdos, cuántas cosas. El rebetiko evoca momentos indescriptibles… Gracias a ti, Txomin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: